Un indonesio condenado tras su divorcio a pagar más de 10.000 dólares a su ex mujer decidió darle esta suma de dinero solo con monedas, con las que llenó 13 sacos de tela, que pesaban un total de 890 kilos, explicó este viernes su abogado. 

Dwi Susilarto llegó al tribunal en el centro de la isla de Java con una pequeña camioneta con la que transportó casi una tonelada de monedas. 

Para ello, necesitó la ayuda de dos amigos y de una carretilla, con la que hicieron varios viajes entre el estacionamiento y la sala de audiencias del tribunal, según su abogado. 

Los trabajadores judiciales tardaron una semana en contarlas.

La condena incluía la pensión alimentaria de sus dos hijos que debía pagar durante nueve años.

En un principio, Susilarto tenía que abonar 43 millones de rupias indonesias (3.000 dólares). Pero su ex mujer apeló esta decisión y finalmente lo condenaron a pagar 178 millones de rupias (12.440 dólares). 

Indignado con esta decisión, el ex marido decidió abonarle 153 millones de rupias (10.690 dólares) con monedas de 1.000 rupias (7 céntimos de dólar) y la cantidad restante con billetes. 

En el tribunal, Susilarto estuvo a punto de agarrarse a golpes de puño con el abogado de su ex mujer, que se negó a contar esta montaña de monedas y lo acusó de querer humillar a su clienta.

"Es insultante, con esto quiere tratarme de pobre”, declaró la esposa, que a pesar de todo aceptó los trece sacos de monedas. 

Sin embargo, el hombre que tiene un salario modesto de funcionario, aseguró que necesitó la ayuda de su familia y de sus amigos para reunir esta cantidad de dinero. 

Y que éstos “le dieron la mayoría de las moneditas”, declaró el abogado, que se mostró sorprendido por el original método de pago. El presidente del tribunal pidió a los funcionario de justicia que contaran las monedas, algo que requerirá al menos una semana. 

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa.

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos