Un hecho insólito ocurrió en la provincia de Lai Chu, Vietnam. Un hombre en estado de ebriedad fue encontrado dormido con la cabeza atorada entre la rueda y el caño de escape de una moto. 

El aldeano fue descubierto por los lugareños mientras dormía plácidamente con la cabeza atascada en el insólito lugar.

Los vecinos lograron liberarlo aflojando los tornillos del tubo para separarlo unos centímetros de la rueda. A su alrededor, varias personas lo filmaban y fotografiaban entre risas.

Según testigos, el hombre no recordaba cómo acabo recostado en una posición tan rara la noche anterior.