Un niño de dos años falleció tras ser aplastado por un hombre que saltó de un edificio para suicidarse y aterrizó sobre él. El niño, de solo 21 meses, estaba caminando cerca de la entrada de un bloque de apartamentos en Zaporizhia, Ucrania, con su padre cuando el hombre de 39 años se lanzó al vacío.

El pequeño murió a los pocos minutos de ser golpeado, a pesar de los esfuerzos desesperados de los servicios médicos por reanimarle. Además del niño, el hombre suicida, un trabajador de la construcción identificado solo por su apellido, Yevgeny, también murió en el incidente.

El suicida se lanzó desde este lugar. 

Según publica el diario Mirror, los vecinos cuentan que la madre del niño, Anna Polishchuk, se estaba despidiendo de sus padres después de una celebración familiar de Año Nuevo cuando ocurrió la tragedia. Cuando salió a la calle, se encontró con una ambulancia y los servicios de emergencias tratando de salvar al niño.

Uno de los vecinos relató: "Escuché un fuerte golpe. La madre del niño salió corriendo. Ella corrió hacia la ambulancia donde los médicos estaban tratando de salvar al niño, y entendió todo al instante. Tuve que cerrar las ventanas porque había tanto dolor en sus gritos, que no podía soportar escucharlos".