Charlotte Guy, una inglesa de 17 años, le envió sin querer un mensaje a su novio contándole que había tenido sexo con otro hombre. En la desesperación por su error,  la adolescente se suicidó.

La joven le mandó a Jack, su novio, un mensaje por Snapchat que en realidad estaba destinado a una amiga. En él, Charlotte le contaba que había pasado la noche con su amante. Enseguida ella le aclaró que no era para él, pero ya era demasiado tarde. 

"Ella me dijo que quería hablar conmigo y explicarme, pero yo le dije que no tenía ganas de hablar, pero que me mandara un mensaje con lo que quería decirme", explicó Jack Hurst. 

Hurst aseguró que Guy intentó llamarlo varias veces hasta que finalmente le mandó un mensaje despidiéndose: "Adiós. Por favor, perdóname. Te amo. Saber que me odias es suficiente”. 

 

Inmediatamente Jack llamó a la policía y fue a buscarla, pero lo que encontró fue devastador. Charlotte se había ahorcado. El informe toxicológico reveló que la joven había consumido cocaína y alcohol.