Un joven llamada Ali pasó por una situación poco usual y extraña en un vuelo de la aerolínea Airlines. Luego de subirse al avión y ubicarse en el asiento que se le asignó en el check-in, la chica notó que quien estaba al lado suyo sacó su celular para sacarle una foto a sus pies, lo cual le pareció sumamente raro e inexplicable.

Tras atraparlo in fraganti en medio de la inescrupulosa acción, decidió también sacar su smartphone para capturar con su cámara el momento en el que pasajero sacaba la foto y, posteriormente, la editaba en su galería.

 

Pero eso no fue todo, sino que después decidió compartir la insólita escena en su cuenta de TikTok @alibedrossian. Fue en esa red social donde publicó el video.

Como era de esperarse, rápidamente el clip se volvió viral y logró llegar a las 8 millones de reproducciones. “¿Qué diablos se supone que debo decir?”, escribió, asombrada, mientras explicaba que tenía puestas unas sandalias como calzado.

 

Muchos usuarios hicieron comentarios al respecto, algunos de ellos la acusaron de conocer a la persona que había tomado la foto de sus pies. Sin embargo, Ali desmintió esta creencia y dio a entender que no estaba pactada la secuencia que tomó tinte de viral. “No conozco a ese tipo”, escribió.

En esa misma línea, otros seguidores debatieron sobre la reacción que tendrían en su lugar. “Yo hubiera llamado a un auxiliar de vuelo y le habría dicho en voz alta: ‘Este tipo sigue sacando fotos de mis pies, ¿puedo cambiarme de asiento, por favor?’”, apuntó una mujer, indignada con el registro fílmico.

“Le hubiese pedido plata y no decía nada”; “Lo hubiese encarado para exigirle 50 dólares por cada foto que sacó”, comentaron otros seguidores que vieron en el hecho una oportunidad para hacer un negocio.

“Probablemente, le gustaron tus sandalias”; “Tal vez le gustaron los zapatos que llevas puestos y quería comprárselos a su mujer”, afirmaron dos usuarias.

 

Pero lo más impactante fue el testimonio de otra usuaria que contó una anécdota similar: “Esto me pasó en un restaurante. El teléfono del ‘fetichista’ hizo un sonido y a continuación el flash de la cámara apuntó a mis pies. No fui capaz de emitir ningún comentario”.

A pesar de la incómoda situación que le tocó vivir durante su vuelo aéreo, esta mujer grabó otro contenido donde aseguró que el resto de sus vacaciones estuvieron acordes a sus pretensiones: “El resto del viaje fue agradable y divertido”, cerró.

 

Ver comentarios