La pandemia del coronavirus ( Orthocoronavirinae) está generando pánico en la población, por eso muchos cuidadanos están yendo masivamente a supermercados a acumular productos por medio a que haya faltantes.

Siempre en tiempos desesperación, hay oportunistas, como Matt Colvin y su hermano, que aprovecharon la crisis para hacer negocio.

Los métodos de Matt y Noah disgustaron a muchas personas, especialmente porque adquirieron todo el desinfectante de manos de un supermercado y otros elementos de higiene y los guardaron en un depósito para días más tarde, venderlos a precios obscenos por Amazon.

Pero un anónimo los denunció y para evitar ser investigados por el delito de aumento de precios por la Oficina del Fiscal General de Tennessee, decidieron abrir el sitio donde los tenían guardados y darlos en donación para los que más los necesitan.

Las sanciones por este tipo de acciones varían según la gravedad del delito, pero van desde los 1000 dólares y 6 meses de cárcel, hasta los 10.000 y 5 años tras las rejas.

Sin embargo, es posible que Matt Colvin no se enfrente a nada de eso, ya que abrió su unidad de almacenamiento y ayudó a algunos voluntarios de una iglesia cercana a llevar a cabo sus 17.700 botellas de desinfectante para manos y toallitas desinfectantes para que pudieran distribuirse en todo Tennessee y Kentucky a organizaciones en necesitar.