La grabación que se tituló "Mientas los pacientes se mueren, el personal se pega un palito", muestra como un doctor de un hospital de Ecuador, mantiene relaciones sexuales dentro de su lugar de trabajo.

Si bien el centro de salud en cuestión no emitió un comunicado, los que filmaron esta situación serían las mismas enfermeras cansadas con las actitudes de poco compañerismo de este médico y de su ayudante que "viven de fiesta".

Cabe destacar que se cuentan muchas leyendas urbanas respecto a los  hospitales públicos, y en esta ocasión, se confirmó que los rumores de amoríos entre doctores y enfermeras son casos reales.