Dos jóvenes grabaron el instante previo a su muerte cuando transitaban por la ruta que une las ciudades Rayn y Bisha de  Arabia Saudita. Distraidos por una filmación que realizaban en la red social Snapchat, protagonizaron un choque frontal.

Según informaron los medios sauditas, el conductor que iba rumbo a su nuevo trabajo en una escuela, sufrió heridas graves y murió más tarde en el hospital. Mientras que el co-conductor, lo acompañaba como ayudante y falleció en el acto.