El hombre terminó aterrorizado por curioso.

Un estadounidense visitó el Museo Internacional del Espía de Chicago, se animó a participar de uno de los desafíos propuestos por el lugar y terminó aterrado.

El hombre vio un cartel con la frase "Toque bajo su propio riesgo", situado frente a lo que el creía que era un acuario, se animó a tocar y un "tiburón" se acercó rápidamente, golpeó el cristal y simuló romperlo. El sujeto no olvidará jamás el riego que conlleva el hecho de romper las reglas.