Un turista estadounidense fue detenido en Tailandia por difamar a un hotel de lujo ubicado en las playas paradisíacas de la isla de Koh Chang, de ese país y podría pasar hasta dos años en prisión, y pagar una multa de más de 6 mil dólares.

Wesley Barnes, que trabaja como profesor en Tailandia, decidió publicar críticas y reseñas de baja puntuación en diferentes plataformas de opiniones de viaje, tales como las que ofrece Google y Trip Advisor, entre otras, luego de no quedar conforme con el servicio y el trato ofrecido en el hotel en donde se hospedó.

El docente había querido tomar un botella de ginebra en el restaurante del hotel Sea View, cuando un encargado del lugar le prohibió hacerlo. Como el turista se había negado rotundamente a acatar el pedido, el hotel dicidió cargarle 15 dólares a la cuenta del cliente, para saldar lo que vale esa bebida en el bar del alojamiento.

Luego, mucho más indignado y enojado, el estadounidense se negó también a pagar la tarifa y discutió fuertemente con el encargado del hotel, hasta que finalmente le permitió que consumiera su ginebra sin ningún tipo de cargo.

Meses más tarde, el estadounidense entró a cada portal de reseñas de viaje que conocía y comenzó a criticar y opinar negativamente contra el lujoso resort. En las reseñas acusó al encargado del hotel de maltratar a sus empleados y de tener corporativamente una "mentalidad de amo-escalavo" con los trabajadores del lugar. 

Además, apuntó al personal de ser "poco amistoso" y de mantener en en este siglo un sistema de "esclavitud moderna", al punto de aconsejar a los demás turistas de evitar ese lugar tal "como si se tratara de coronavirus". 

La demanda del hotel

El problema para el turista estadounidense vino cuando el hotel quiso contactarse con él para persuadirlo de que cambiara o eliminara sus fuertes opiniones sobre hotel tailandés, ya que varias personas habían cancelado sus reservas por estas opiniones e incluso, muchos preguntaron por el trato de los encargados hacia el personal.

A causa de que la gerencia del resort no pudo contactarse con Weasley, decidieron demandarlo ante las autoridades locales, quienes consideraron que el estadounidense realizó una campaña de difamación deliberada para dañar la reputación del hotel.

Así, en el marco de la pandemia por coronavirus, que trajo grande pérdidas de ingresos al sector turístico, las autoridades tailandesas aplicaron su "ley antidifamación" y encarceló a Wesley por una semana, con la posibilidad de salir bajo fianza.

A perar de que el turista fuera liberado, ahora Wesley acarrea un juicio en el que podría pasar hasta dos años en la cárcel y pagar una multa de más de 6 mil dólares.

Por su parte, la gerencia del hotel indicó que las acusaciones del turista son "inventadas, recurrentes y maliciosas" y que lo demandaron para que la pena le "sirva de disuasión" y no envíe más reseñas negativas "semana tras semana".

   

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos