El amor de una persona por su mascota muchas veces pueden implicar sacrificios que solo se pueden explicar en el amor incondicional que existe en estas relaciones, como es el caso de June, una mujer de Tailandia que invierte su dinero en delivery que no necesita con única premisa de ver feliz a su perro.

Se trata de un delivery de paquetes que llega hasta su puerta para jugar con la perra y pasa aunque sea por unos pocos minutos el tiempo con ella hasta que debe irse para continuar con su trabajo.

La perra y el repartidor en pleno momento de juego (Facebook)

June subió fotos de su mascota en pleno juego con el repartidor, quien desde la reja le realiza caricias y hace que la perra se retuerza de alegría.

Según cuenta en Facebook, la dueña de "Kaijeaw" decidió gastar su dinero en diferentes pedidos, pero solicitó a la empresa de delivery enviar únicamente al trabajador que se había convertido en el nuevo "mejor amigo" de la mascota.

La desazón de Kaijeaw cuando el repartidor no llega (Facebook)

 "Estoy tan contenta de haber visto eso", afirmó June al portal The Dodo, sin reparar en los gastos económicas que le generan esta acción para su mascota.

"Es una gran acción de su parte"; "ojalá todos los perros tengan la misma suerte" y "cuando tenemos una mascota debemos consentirlas", fueron algunos de los comentarios que los usuarios dejaron en las redes sociales al celebrar esta relación.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos