El video fue grabado en la previa de la UEFA Champions League mientras los fanáticos del Liverpool llegaban a las cercanías del estadio, en la plaza de Kiev, donde un hooligan borracho decidió arremeter contra un transeúnte.

Los dos hombres forcejearon largo rato hasta que el hooligan comenzó a golpearlo en la cara y le sacó al remera. Tras pegarle varias veces en la cabeza, escuchó que un vendedor de bufandas le dijo que se detenga.

El matón se acercó al comerciante que llevaba bufandas del Liverpool y el Real Madrid en el brazo, y lo insultó. Acto seguido, el vendedor lo noqueó con un golpe certero en la mandíbula.

El hooligan se desplomó y quedó inconsciente por varios minutos por lo que otros dos vecinos de la zona debieron atenderlo.

El autor del video aclaró que el matón "agredía personas al azar" y luego del incidente, la policía se lo llevó detenido por agresión y disturbios en el espacio público.

Así fue la agresión