La familia escracha al presunto violador en su domicilio. Oriana, la madre de la víctima, dejaba al cuidado del padrino a su hija. Pero hace unos días se dio cuenta que estaban abusando de su hija, con complicidad de otros familiares.

Ver comentarios