El hecho ocurrió en Mariano Acosta. En la casa del acusado se convocó Rodrigo, el papá de la víctima junto a familiares y amigos. Ante falta de respuestas de la justicia, prendieron fuego un neumático que afectó a toda la casa, por lo que tuvieron que venir los bomberos.