Un momento de alta tensión se vivió este miércoles en la ciudad santafesina de Rosario. ¿Qué ocurrió? El referente del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells, protagonizó un álgido momento al irrumpir en un supermercado para reclamar comida en el marco de la delicada situación que atraviesan los argentinos más carenciados.

En las imágenes, compartidas a través de Crónica HD, se logra apreciar al líder piquetero en la sucursal de una popular cadena a los gritos.

Asimismo, puede observarse como, junto a él, yacían cerca de 150 militantes de su espacio. "Le pedimos a los empleados de seguridad que llamen a sus gerentes, porque el objetivo no es perturbar al supermercado", comenzó Castells.

Su intención era, según el mismo consignó "reclamarle al Gobierno que alguien preste atención ante la necesidad y la miseria que hay". Luego, tras este reclamo, arribaron allí funcionarios del área de Desarrollo Social de la provincia de Santa Fe, quienes pautaron una reunión para hablar con el dirigente.

Qué dijo Castells tras el copamiento

Tras este polémico suceso fue el propio Raúl Castells quien hizo las declaraciones pertinentes a distintos medios. Fue allí cuando afirmó: "Nuestro movimiento nunca llamó a los saqueos. Pedimos que ayuden a mantener los comedores. Le reclamo a las cadenas de hipermercado que tienen niveles de ganancias".

En esa misma lógica, remarcó que "no hubo saqueo ni extorsión", sino que "se está llamando la atención". ¿El motivo? "No se puede aceptar que el Poder Ejecutivo empuje a los saqueos", indicó en referencia a las medidas económicas adoptadas por el gabinete económico.

Posteriormente, el referente MIJD se quejó de que "el Gobierno decidió que se suspendan las comidas en los comedores. Es la primera vez que nos dicen que no entregarán los alimentos. Alguien tiene que prestar atención a la miseria que hay", sentenció.

Ver comentarios