Laura Medina estuvo en Ingeniero Budge con los vecinos y familiares del bebé que fue brutalmente asesinado por su madre. El golpeado fue el hijo de la vecina de una las principales acusadas, que los habitantes del barrio le reclaman que diga todo lo que sabe y dejé de ocultar.