El reconocido médico Alberto Cormillot realizó declaraciones televisivas en las que dio a entender que una persona excedida de peso no posee atractivo físico y generó el repudio de todos en las redes sociales.

Como era de esperarse, sus frases no pasaron desapercibidas y una infinidad de usuarios salió a decirle de todo. "El ejemplo que yo doy es el de la gordita de la oficina. Si sos una chica que pesa 120 o 130 kilos, muy probablemente, tus compañeros de la oficina que te ponen una mano encima, te la ponen como un buen compañero", lanzó Cormillot, y, automáticamente, se ganó el repudio de una oleada de personas.

Siguiendo con sus polémicas declaraciones, el médico especializado en nutrición y obesidad continuó explicando su repudiado punto de vista: "Cuando bajás unos 20 o 30 kilos, ya te tocan de otra manera, ahí ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero, y te ponen la mano encima con otra intención", expresó Cormillot y, rápidamente, desató una enorme polémica en las redes sociales.

Lejos de mostrarse arrepentido por sus dichos, el reconocido doctor intentó justificarse erróneamente: "Puede parecer una discriminación, pero es así", lanzó, y no obtuvo ninguna respuesta por parte de los presentes en el piso, sino que solo logró caras de sorpresa absoluta.

Las redes sociales no tardaron en viralizar los polémicos dichos de Cormillot, y los usuarios se encargaron de repudiar sus palabras, tratándolo de "gordo fóbico".

 

Los usuarios de Twitter no se la dejaron pasar

Una oleada de internautas se indignó por completo, por lo que, más de uno salió a decirle de todo a través de Twitter. "El problema con las declaraciones nefastas de Cormillot es que, a determinada edad, la gente tendría que jubilarse y dejar de hacer papelones públicos. La decadencia es tremenda, y cuando sos un personaje público, es patética", escribió un usuario, con cierto humor.

Las redes 'mataron' a Cormillot.
Las redes "mataron" a Cormillot.

En ese sentido, algunos cuestionaron la actitud de las personas presentes al momento de sus declaraciones, ya que nadie le dijo nada: "De Cormillot no me sorprende, pero el silencio cómplice de los que tiene alrededor hace toda la situación aún peor", opinó un tuitero, y obtuvo varios "Me gusta".

Debido a que hubo quienes intentaron justificar los terribles dichos del educador de la salud, se generó una grieta entre los usuarios de la red social del pajarito: "Hay gente que defiende a la mierda de Cormillot diciendo que "dice la verdad". El tipo no lo presenta como una realidad llena de gordofobia que hay que cambiar, sino que lo avala, sugiriendo que la piba gorda es la que tiene que cambiar para ser deseada", lanzó indignado un usuario, y varios lo apoyaron.

Ver comentarios