Se trata del trabajador Carlos Manduca, quien también era bombero voluntario de Tres de Febrero. El hombre fue acribillado en la vía pública. El violento episodio ocurrió el 26 de abril de 2018 y ahora cayó el último sospechoso que faltaba.