Se trata de una chica muy agraciada que vendía su imagen a través de la pagína Only Fans. El hecho ocurrió en una pensión, ubicada en 9 de Julio al 1500, en Rosario. Esteban Trebucq habló con Claudio Beron, periodista en el lugar.