Gases lacrimogenos y jugadores descompuestos luego del partido que Boca perdiera en Brasil frente a Atlético Mineiro por penales. En el partido, el VAR le anuló mal un gol a Boca, tal cual había pasado en la ida. Hay un jugador que vomitó y otro que no pudo respirar por los gases emitidos por la policía, quien le inició una causa por discriminación.