Florencia dice que su madre le hizo una falsa denuncia y la echó de su propia casa. Según afirma la joven, la hermana le creyó las mentiras a la madre y la acompañó a la comisaria. Ella vive con su padre en Vila Soldati: aceptó que venga su madre porque estaba tratando contra el cáncer.

Ver comentarios