Intentaron reanimarlo, pero no pudieron. Este hecho ocurrió en la localidad mendocina de Luján de Cuyo, a escasos de 18 kilómetros de la capital de la provincia. La gente desoye los consejos de no meterse en los espejos de agua y por eso ocurren los accidentes como el de este caso que terminó siendo fatal.