Tras el incendio de este jueves en el séptimo piso de un edificio de Ecuador al 1026 del barrio de Recoleta, en el que fallecieron una madre y sus cuatro hijos, Crónica HD pudo acceder al testimonio de Sabrina, prima de Isaac Jabbaz, padre de la familia que permanece internado mientras lucha por su vida.

Conmocionada aún por la triste noticia, la mujer dijo que "mi tía tiene 85 años y todavía no sabe nada de lo que ocurrió porque no tiene televisor. No se sabe bien que es lo que pasó, pero fue un caloventor el que habría iniciado todo, no un monopatín porque no usan. Se empezó a expandir el fuego para arriba y para abajo se fue al séptimo y siguió".

 

"Si bien no nos veíamos seguido, lo hacíamos en fiestas y sabemos que estaban. Me llamó mi hermana y me dijo ¡Viste lo que pasó en la casa de Isaac!, y miré la televisión y pensé que no podía ser en ese edificio o piso y uno se sorprende, pero después vimos que había fallecidos, internados y mi primo que está intubado", contó la mujer.

Y continuó: "Tuvieron que limpiarle los pulmones porque estaba lleno de monóxido de carbono, porque tragó mucho al intentar salvar a los chicos y a la esposa que falleció. Es terrible porque solo uno de los chicos fue externado y los otros preguntan por su mamá y los hermanos y no sabemos qué decirles. Ellos están en el hospital Gutiérrez y mi primo en Sanatorio Anchorena".

 

 

Es así que se vivieron momentos de suma tristeza en el hospital, ya que -según Sabrina- "ayer estábamos todos en el primer piso de la terapia y se echaban la culpa, yo te dije que no lo enchufemos, pero no se sabe cómo empezó todo".

"Dicen que enchufaron un caloventor y no es que explotó, sino que se prendió fuego y como había muchas cosas inflamables, como desodorantes y un comedor con papeles, biblias y cosas que se pueden encender enseguida, el fuego se expandió rápido y las explosiones eran eso, no es que explotó otra cosa", consideró.

Incendio fatal: familia y contención

Sabrin agregó que "llamaron al 911 que llegó rápido y mi primo salió a gritar por sus hijos, tal vez uno no está acostumbrado a que tengan tantos chicos, pero en una familia ortodoxa es normal. Será duro cuando se despierte, además tiene dos hijos estudiando en Israel que venían para acá, un hermano en Brasil, otro en Panamá y un rabino muy importante en México que están en camino. Es una tragedia muy importante".

Consultada sobre cómo será contención familiar, la mujer argumentó que "tengo una prima que es psicopedagoga del colegio, adonde van los chicos y los va a hablar y acompañar, además tenemos muchos tíos, una abuela que los va a contener, es una familia muy grande, pero la verdad es que todo es muy doloroso. Los chicos están shockeados y quieren ir a ver al padre, pero a terapia no pueden entrar".

En cuanto al tema edilicio, Sabrina dijo que "el matafuegos no tenía carga, pero después la administradora dijo que esto no era verdad. Además, al edificio se lo veía como viejo".

 

Ver comentarios