Los familiares reclamaron frente a la fiscalia federal y juvenil número 2 con el caso de Uriel, que fue acusado de matar a un policía pero sus allegados aseguran que no tiene nada que ver con la situación. Agentes policiales le habrían pegado al joven.