Un adolescente rosarino de 14 años fue llevado engañado a hacer una prueba al Club Atlético Aldosivi de Mar del Plata y terminó siendo abandonado en la calle y sin un peso, techo ni comida.

Todo comenzó el miércoles pasado por la noche, cuando un móvil de la policía local se topó con un menor en plena vía pública.