Nora tiene 3 hijos, 2 con capacidades diferentes. Ella vive en la localidad moronense de Merlo Gómez. Salió a comprar, fue a la casa de su hija y volvió a su hogar. Al retornar encontró todo revuelto: le habían robado las computadora, ropa de los nenes, anteojos de los chiquitos y toda la mercadería que había en la heladera.