Romina Loza tenía 32 años, fue a operarse la vesícula en el Hospital Municipal Dr. Héctor J. D'Agnillo de Macos Paz y murió en el quirófano. Su familia denuncia mala praxis y advierte que hay más casos similares.

En la tarde de este martes, famialiares, amigos y allegados de la víctima organizaron una marcha para pedir Justicia y la renuncia del director del centro de salud en la mira.

 

"Estaba todo perfecto para su cirugía programada, mi hermana no tenía ninguna enfermedad, jugaba a la pelota y vivía para su hija", contó una de las hermanas de la víctima en diálogo con Crónica HD.

"A mi hermana la mataron porque primero nos dijeron que tuvo una reacción alérgica al tubo que le pusieron y la autopsia mostró que le reventaron el esófago", expresó entre lagrimas la mujer en declaraciones a este medio.

 

Las autoridades del hospital habrían manifestado que se habrían puesto a disposición del entorno familiar de la víctima. Sin embargo, esta versión fue desmentida: "Nadie se comunicó con nosotros, lo único que hicieron fue rodearnos con 40 policías para reprimirnos a nosotros, que somos gente trabajadora, no somos criminales", agregó el hermano de la mujer fallecida.

Allegados de presuntas víctimas de hechos similares en el mismo sitio se solidarizaron con la familia Loza y advirtieron que no se trata de un caso aislado.

 

"Queremos la renuncia del director en su mano, en caso contrario vamos a acampar acá hasta que renuncie", manifestó el hermano de Romina

 

Ver comentarios