Ocurrió en San Nicolás. Al pequeño lo encuentran con agua dentro de su cuerpo: la ambulancia lo quiso reanimar, pero no pudo. Fue trasladado al hospital local San Felipe, donde ya llegó fallecido. A pesar de que había un cartel que decía prohibidio bañarse, el chico se metió igual en presencia de su familia.