Javier Ponce, periodista en Mercedes, Corrientes, habló con Pampa Mónaco y luego con Diego Moranzoni. Ponce afirmó que el muchacho asesinado era muy querido en el pueblo. El hombre tenía 32 años y dos hijos, y llevaba un matrimonio de muchos años con la novia de toda su vida.