Letonia derribó un obelisco considerado como el último símbolo de la era soviética. Había sido construido para conmemorar el triunfo soviético sobre el nazismo durante la segunda guerra mundial.

El obelisco de la Victoria de Riga, de 79 metros, fue demolido luego de que el Parlamento aprobó una ley para Sdesmantelar los lugares que glorifican a los regímenes soviético y nazi, por la invasión rusa a Ucrania.

Mirá el video.

Ver comentarios