Al asesino le dicen "El Faraon" y le dio 4 tiros, el último en el piso. El hombre, que juega al rugby, está prófugo junto a su novia. Se vuelve a armar la polémica sobre la violencia del rugby y que tiene que ver este deporte con su accionar.

Ver comentarios