En una serie de allanamientos que se realizaron en las ciudades de Corrientes y Paso de la Patria, personal policial rescató a dieciséis jóvenes, en su mayoría estudiantes, que eran sometidas a explotación sexual.

Además, los efectivos detuvieron a 11 personas que integraban una banda dedicada a la trata de personas, según informaron desde la fuerza. La investigación para desarticular la red comenzó en abril y de acuerdo a lo informado oficialmente, las víctimas eran obligadas a realizar trabajos sexuales para hombres, que en su mayoría eran turistas.