Tras el escándalo protagonizado en el entretiempo del encuentro que disputaban contra Racing, Román se reunió con el plantel en el mismo hotel en el que se encontraba cenando el equipo. "No me interesa lo que hagan durante la semana, pero los domingos tienen que ser hermanos", sostuvo.

Ver comentarios