Ocurrió en Malvinas Argentinas. Conocimos la historia de Mariana y su marido, que es heredero directo de la casa que está en sucesión. Ellos denuncian que la gente de al lado los agrede y les cortó los cables. La acusada desmintió estas cosas y dijo que no era la ocupa.