Lo encontraron en el camino rural de Pérez, cerca de la ciudad de Rosario. Las manos y los pies estaban manitados. Estaría muy relacionado a la guerra narco que sigue sin cuartel en la ciudad de Rosario.