Marco Bustamante estuvo junto a Fermín, en la casa de él y su mujer. Según denuncia el hombre, la casa era para compartir 50% y 50%, pero la mujer aprovechó que el hombre no sabe leer ni escribir para poner la casa a su nombre.