Hubo escobazos, golpes de puño, patadas y hasta con el algodón le rebolearon. El delincuente ingresa y los empleados de la farmacia se defienden como pueden, tirando distintos elementos. Informan Daniel Gretchel y Caro Bisgarra.