Tras la polémica que se generó por el accidente automovlístico en el que una mujer embarazada de 7 meses terminó internada, Alan Franco volvió este lunes a los entrenamientos de Independiente en Villa Domínico para darle continuidad a la mini pretemporada del Rojo.

Tras ser revisado por el cuerpo médico del club de Avellaneda y sin remitir ningún dolor por el golpe en el gemelo en el choque, el defensor trabajó junto a sus compañeros para ponerse a punto físicamente.

El jugador de 22 años está acusado por "lesiones culposas". Desde la institución que preside Hugo Moyano, están esperando los resultados del test de alcoholemia a ver si sancionan económicamente al jugador por el incidente.

Comentarios