Está claro que los días no le alcanzan, la impaciencia de algunos aumenta, y las necesidades del equipo van cerrándose con paso demasiado lento. Hasta le suerte le hace algún que otro guiño, tarde, pero se lo hace.

Es por eso que Gustavo Alfaro, durante el entrenamiento de este martes, estuvo preparando dos equipos. Por un lado el que tendrá que enfrentar a Unión en Santa Fe este viernes, y el otro cotejo el que será el debut en la Copa Libertadores, ante Wilstermann de Bolivia, el próximo 5 de marzo.

Por eso, Alfaro le daría descanso a Darío Benedetto y a Carlos Tevez. Ambos se perfilan para ser titulares en Bolivia, junto con un mediocampo que podría estar formado por Nahitan Nández, Iván Marcone, Jorman Campuzano y Bebelo Reynoso. A estos más Tevez y el Pipa.

Pero antes está Unión. En este aspecto, Alfaro variará un poco con respecto al equipo que le gano a Defensa y Justicia. Por eso, para el encuentro por la Superliga con Unión, el once xeneize sería con Andrada; Buffarini, López, Izquierdoz y Mas; Nández (quien vuelve de la suspensión), Marcone, Capaldo y Reynoso; Zárate y Ábila.

Esta sería la primera idea que está elaborando el cuerpo técnico en su seno, pensando en que ya no habrá mucho más tiempo porque el equipo ya habrá entrado en zona de Copa Libertadores.

¿4-4-2?

Parece que para el entrenador, de a poco va madurando la idea de formar el "famoso" 4-4-2; esto es, jugando con dos atacantes y tratando de completar el ancho del campo de juego.

Los motivos son varios: en primer lugar enfrente, generalmente, equipos con línea de cinco volantes, donde le queda mucho campo vacío lo que obliga el desdoblamiento de los "extremo". Y en segundo lugar, es su estilo más definido, el que prefiere, sea con un enganche o sin un enganche.

Comentarios