Almirante Brown se recuperó de la derrota contra Atlanta, le ganó 2-0 a Español como visitante y se metió, al menos por ahora, en zona del Reducido.

A los 7 minutos de comenzado el partido, el Mirasol abrió la cuenta: centro bajo desde la izquierda de Carruega para que Tomás Molina la empuje a la red. El visitante fue un poco más en el primer tiempo y pudo ampliar la ventaja a los 23: córner y cabezazo de Joaquín Ibáñez (el palo le había negado el gol minutos antes).

Joaquín Ibáñez celebra el segundo del Mirasol en el Bajo Flores. (Aristides González)

En el complemento, Almirante se limitó a defender la ventaja, se cerró bien atrás y se llevó merecidamente los tres puntos que le permiten soñar con el Reducido. Por su parte, Español sigue último en los promedios y depende casi de un milagro para salvarse del descenso.

Comentarios