Después del escándalo que se generó en Boca con los actos de indisciplina en los que incurrieron Agustín Almendra y Alan Varela, que desencadenaron en la posterior separación del plantel por parte del cuerpo técnico, hay otros jugadores juveniles que están también en el ojo de la tormenta y a quienes evaluarán su comportamiento en los próximos días. 

Si bien entre los futbolistas que trabajan en la primera división con Sebastián Battaglia en el Xeneize, existen muchísmos surgidos de la cantera, tres de ellos estarían en la mira de quienes comandan el grupo. 

¿Quiénes serían los apuntados? El delantero Luis Vásquez, el lateral Valentín Barco y el mediocampista Cristian Medina

Con respecto al delantero hay que mencionar que, hasta hace unas horas, estaba confirmado que en el partido del miércoles por Copa Argentina tenía todas las fichas para ser titular pero ahora estaría en duda y sus posibles reemplazantes serían Nicolás Orsini o Ezequiel Zeballos. 

En cuanto al defensor zurdo que aún juega en la reserva que dirige el Negro Hugo Ibarra, el malestar que tendría el grupo de jugadores de mayor experiencia estaría relacionado a que notan ciertas actitudes que demuestrarían falta de humildad. 

Lo cierto es que tanto los "marginados" como los "apuntados" trabajan con la primera división y son muy conocidos por el cuerpo técnico ya que hasta la asunción de éste en el primer equipo, tras la salida de Miguel Russo, el mismísimo Battaglia era el encargado de darles rodaje en la división reserva. Luego el mencionado director técnico pasó a primera e Ibarra se hizo cargo de la frondosa reserva, que ya se ha consagrado y además ha peleado varios campeonatos.  

Vale destacar que, tal como quedó evidenciado por estas horas con las fuertes declaraciones de Darío Benedetto, los más grandes del plantel coinciden con el cuerpo técnico de primera que ciertas cuestiones que muestran los juveniles deberían ser pulidas. 

Comentarios