Cuatro barrabravas de Villa Dálmine fueron detenidos este miércoles por exhibir banderas robadas a hinchas del club Defensores Unidos de Zárate, en el estadio Juan Carmelo Zerillo, de Gimnasia y Esgrima La Plata, donde se jugó el partido entre San Martín de San Juan y el conjunto de Campana, por los 32avos de final de la Copa Argentina.

Durante el encuentro en que los sanjuaninos vencieron a Dálmine (1-0), los barras del violeta mostraron esa actitud provocativa y desafiante, conociendo que está prohibida la portación de banderas o camisetas de otros clubes.

Una de las banderas de CADU robadas por los barras de Villa Dálmine.

Por ello, el titular de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel Lugones señaló que a los inadaptados "se les va a prohibir el ingreso a los estadios".

"Nosotros trabajamos para que la familia vuelva a las canchas y el que las hace, las paga", aseveró el responsable de la Aprevide.

Comentarios