Triunfo, tres puntos, la cima y una ilusión intacta. En el Julio Humberto Grondona, Arsenal sacó chapa en un partido complicado al derrotar a Agropecuario 2-0 y se trepó a lo más alto del campeonato. El equipo de Sergio Rondina deberá esperar ahora que Ferro le de una mano este sábado cuando visite a Sarmiento y vale destacar que quedará libre la próxima fecha.

En un encuentro cerrado, los del Viaducto fueron más efectivos y se llevaron un resultado importante. De todos modos, si bien el conjunto local fue superior, el primer tiempo fue aburrido y muy trabado, casi sin situaciones claras de gol para ambos. Sin embargo a los 35 minutos Álvarez Suárez sacó un disparo rasante desde fuera del área, pero Garate metió el pie, descolocó al arquero y abrió la cuenta.

Garate lo gritó con todo (Pablo Villán -diario Crónica-).

En el complemento, el conjunto de Carlos Casares estuvo cerca del empate, sobre todo con un "casi gol" en contra de Papa y con un remate de media distancia de Blanco que se estrelló en un palo para que luego Gagliardo le tapara el rebote.

Lo liquidó

En tanto, Arsenal apostaba a alguna contra para poder cerrar el partido, pero fallaba en los últimos metros. Pero cuando el partido ya moría, entre López y Pons armaron una jugada que terminó con el remate de este último ante la salida del arquero para que el Arse liquidara el partido y se quede con tres puntos que le permiten ilusionarse con la vuelta a Primera.

Comentarios