Cuando se anunció que Boca iba a abrir las puertas de La Bombonera, para que los hinchas puedan ver entrenar al equipo a modo de aliento de cara a la final ante River, se supuso que miles de fanáticos no iban a perder la oportunidad de acercarse al estadio.

La cantidad de hinchas que se acercaron a La Bombonera superaron todas las expectativas. (Nahuel Venutra)

La cantidad de hinchas que fueron a alentar a los jugadores fue tan grande que los ingresos a la cancha se convirtieron en un verdadero desmadre de gente.

En las últimas horas se viralizaron algunos videos de fanáticos xeneizes saltando molinetes e ingresando al estadio cuando ya no estaba permitido. Esto llevó a que el Gobierno de la Ciudad clausure la cancha por tiempo indeterminado. ¡No te pierdas el video!

Comentarios