Sebastián Battaglia es uno de los grandes ídolos de Boca en toda su historia y ya comenzó su etapa como entrenador. Tras su paso por Almagro, fue el ayudante de campo de Julio César Falcioni en Banfield.

El martes, el DT mostró su furia contra le dirigencia del Xeneize, ya que no está en la extensa lista de nombres para reemplazar a Guillermo Barros Schelotto, que dejó el cargo luego de la derrota ante River por la final de la Copa Libertadores de América que se disputó en el Santiago Bernabéu, la casa del Real Madrid.

"No recibí ninguna propuesta del club", confirmó y agregó que "La verdad parece que jugué en otro club porque a la hora de tener una oportunidad, esquivan y eso molesta", comentó en "Boca de Selección".

"En momentos como este se necesitan personas que conocen al club", finalizó.

Comentarios