El entrenador de Central, Edgardo Bauza, le pidió entre cinco y seis refuerzos a la dirigencia del club Canalla, de cara a la cargada agenda de 2019, que incluye la final por la Supercopa, la Copa Libertadores y la Superliga. 

Entre otros, solicitó la vuelta de Joel López Pissano, de 22 años y a préstamo en Emelec de Ecuador; y del carrilero izquierdo Jonás Aguirre, quien también a préstamo, pero en Belgrano de Córdoba, indicaron fuentes del club rosarino.

El "Patón" solicitó además un zaguero central, un volante central, un volante derecho, otro izquierdo y un delantero.

Como primer compromiso fuerte del próximo semestre, el club rosarino debe disputar la Supercopa con Boca, bicampeón de la Superliga.

Según medios locales, también inició gestiones por el enganche colombiano Jarlan Barrera, de 23 años, quien a fin de año se desvinculará de Junior de Barranquilla, pero antes deberá zanjar un conflicto que se suscitó con Tigres, que alega tener un compromiso firmado por el jugador, señalaron las fuentes.

En este sentido, el director deportivo Mauro Cetto, hará gestiones en Buenos Aires relacionadas con el diferendo que surgió con el club mexicano para tratar de destrabar la negociación y lograr que Barrera se convierta en el primer refuerzo de Central, agregó la fuente "auriazul".

Por su parte, el volante central Fabián Rinaudo, de Gimnasia y Esgrima La Plata, es uno de los nombres que más suena para incorporarse. En tanto, el volante izquierdo José Luis Fernández, se desvinculará a final de año.

Comentarios