Ante la eliminación de Talleres de la Copa Libertadores a manos de Palestino de Chile, Boca puso manos a la obra para repatriar a uno de sus jugadores cedidos a préstamo a la T: Gonzalo Maroni.

Los dirigentes xeneizes, por pedido de Gustavo Alfaro, no le renovarán el préstamo al juvenil, quien deberá volver al club en junio. Pero además, Lechuga quiere contar con el pibe para afrontar la Copa Libertadores.

El problema radica en que Maroni ya jugó en dicha competición para Talleres y el reglamento le impide hacerlo en otra institución, por lo que Daniel Angelici hará un pedido formal en Conmebol para tratar de que el mediapunta defienda los colores de Boca en la actual edición del torneo. ¿Lo dejarán? 

Comentarios