Durante el fin de semana, mucho se habló de la frustrada llegada de Edison Cavani a Boca. Todo lo que el viernes por la noche era alegría en el conjunto de la Ribera porque la larga negocicación comenzaba a concretarse, de golpe se frustró y nadie, hasta el momento, conocía bien el por qué el delantero no logró ser refuerzo del elenco del Negro Ibarra

En el final del programa del lunes de ESPN F90, el periodista Cholo Sottile contó que el productor general del ciclo, el Gallego López, se había comunicado con el goleador uruguayo para entrevistarlo, pero el jugador se excusó diciendo que "todavía no es el momento para salir a hablar", tal cual replicó el panelista.

Asimismo, el panelista comenzó a leer todos los mensajes que el futbolista le había enviado a la producción y así tratar de informarle a la audiencia cuáles fueron los motivos por los cuales el Charrúa cambió de parecer en cuestión de horas.  

"Él cree que no necesita dar detalles, que no todo debe contarse, pero dice que la decisión fue pura y meramente suya, que el problema no fue la plata, que no tuvo que ver con la oferta de Boca, que no hubo ningún inconveniente y de hecho habla maravillas de Riquelme y del contacto que han tenido siempre y ahora puntualmente. Dice que tampoco es que la familia se negó a venir a Buenos Aires, sino que hay una cuestión que tal vez con el tiempo la sepamos, pero que él ahora cree que no tiene que dar todos los detalles, y que es sin demasiado 'enrosque', por utilizar un textual suyo, es lo que él define", narró Sottile. 

LOS DETALLES DE LA LLEGADA DE CAVANI QUE SE FRUSTÓ EN HORAS

Según trascendió, Cavani había aceptado el viernes por la tarde la oferta que Boca le había hecho llegar a través de Juan Román Riquelme. Si bien el atacante había dicho que sí, asimismo reenvío una serie de cosas para enmendar del precontrato. 

En la madrugada del sábado, la institución había aceptado la mayoría de las cosas pero no había admitido un inciso que pedía el jugador para una rescisión unilateral en diciembre de 2022 o junio de 2023, cuando  el mercado de pases en Europa se reabre. 

¿A qué se debía? El Xeneize no se quería arriesgar a perder a una figura de tamaño índole, en el medio de la Copa Libertadores de 2023, competencia para la cual el equipo ya está clasificado. Pero sí aceptaba la salida de Cavani, siempre y cuando Boca no superase la primera ronda. Según cuentan, como ese tema no fue aceptado por el Charrúa, la operación se frustró. 

Comentarios