Los rumores duraron menos de lo esperado y ya hay fumata blanca en el banco de suplentes de La Paternal, aunque con un nombre que no estaba en los planes: Ezequiel Carboni.

Luego de lo que fue la sorpresiva renuncia de Alfredo Berti (y si bien en un primer momento parecía que Pablo Lavallén iba a ponerse el buzo), la dirigencia de Argentinos se contactó con Kelly y arregló rápidamente su llegada al club.

Así, el DT tendrá una nueva experiencia, tras haber hecho una pobre campaña con Lanús (donde dirigió 26 partidos y solamente ganó 4, mientras que empató 13 y perdió 9).

"Estoy contento con esta nueva etapa. Me gusta la mística de Argentinos porque siempre pregona el buen juego", expresó el entrenador.

Por otra parte, el flamante técnico afirmó más allá del proyecto que tiene en mente, en el fútbol mandan los resultados. "Todos los técnicos estamos agarrados a los resultados más allá de que queremos que se mantenga el proyecto", dijo el hombre de 39 años que asumirá de manera inmediata y debutará este domingo en Tucumán, ante San Martín.

Comentarios