A través de Twitter, Iker Casillas le puso paños fríos al infarto que sufrió este miércoles durante el entrenamiento de Porto y le agradeció a todos por los mensajes de apoyo y buenos deseos que le brindaron en este mal momento que le tocó atravesar.

"Todo controlado por aquí, un susto grande pero con las fuerzas intactas. Muchísimas gracias a todos por los mensajes y el cariño", escribió el arquero en la red sociale del pajarito.

 

Comentarios